BIENVENIDO

Descripción

El hombre de Dios Dr. David Owuor, es EL PROFETA de los últimos tiempos del Señor. Profeta Dr. Owuor predica el mensaje eterno del Arrepentimiento y la Santidad en la preparación para el arrebatamiento de la iglesia, ordenado por nuestro Señor Jesucristo.(Lucas 24:46-47) El Señor lo está enviando a todas las naciones para preparar el camino del Señor a la iglesia de Cristo (la novia de Cristo) en Arrepentimiento, Santidad y Justicia, lista para el rapto glorioso, y para profetizar los señales del fin del mundo tal como terremotos, guerras, hambrunas, inundaciones y aflicciones (Mateo 24:3-7).

En la mayoría de las reuniones de avivamiento históricos y poderosos y conferencias por todo el mundo; ojos de los ciegos se han abierto, ojos creados, ciegos ven, los oídos sordos se han abierto, paralíticos han caminado, las personas han sido bautizados por el Espíritu Santo, la GLORIA SHEKINAH DE DIOS ha descendido en las reuniones y millones de personas se han entregado al Señor. Este es el avivamientos de los últimos tiempos y este último derramamiento del Espíritu Santo profetizado en la Biblia. Tal como en la Santa Biblia es profetizado.

Mal 4:4-6;Hch 3:17-26; Deu 18:15-19

El Dr. Owuor es la persona que Dios esta usando para advertir al mundo de la pronta venida de Señor, el profeta fue quien advirtio del juicio que venia a Asia cuando sucedio el Tsunamis en 2004, igualmente 2005 cuando advirtio a los Estados Unidos que se apartaran del pecado sexual, porque veia un juicio de Dios con inundación, cuando sucedio el Terremoto y tsunamis de Chile, el ya había advertido a esa nación que se arrepintieran porque venia juicio a esta nación de Chile, el Terremoto de Haiti, Terremoto y tsunamis de Japon, inundaciones en México recientemente, desastres y angustias en aviación, volcán de Islandia.

Las palabras pronunciadas por los verdaderos profetas en la Biblia siempre se cumplieron. El Señor también ha trabajado a través de él para sanar todo tipo de enfermedades bajo el sol, que incluyen la lepra y los VIH / SIDA. para ver mas aqui esta el

sábado, 31 de octubre de 2009

ESTIMONIOS DE EX TESTIGOS DE JEHOVA FRANK Y TRESSA

Frank.: FRANK

Mi nombre es Frank y por 13 años me he asociado con los testigos de Jehová como un Publicador de la Watchtower (alguien que reparte de puerta en puerta las revistas Atalaya y Despertad). Mi madre se enfermó a una edad joven y después de que mis padres se divorciaron, comencé a rondar por el vecindario. Conocí a personas judías, católicas, blancas, negras, ricas, pobres e incluso pervertidas. Entre los 9 y 12 años de edad yo era un niño rebelde. Ya que mi madre y sus amigos hablaban acerca de “Jehová” y las creencias de la Watchtower, yo naturalmente acepté esa religión, ¡pero me equivoqué! En lo profundo de mi corazón, siempre sentí como si estuviera sirviendo a hombres. Los testigos de Jehová enseñaban que a Jehová Dios no le agradaba que la gente asistiera a la universidad y que la educación secundaria era suficiente; sin embargo, las mismas personas que enseñaban esto enviaban a sus hijos a la universidad. Esto me parecía una hipocresía.

En aquellos años, me di cuenta que ellos (los ancianos de los testigos de Jehová) te seguían para ver si te estabas ocultando de Jehová y si estabas “trayendo reproche” a su organización por tu manera de vivir. Cuando miro hacia atrás, pienso en qué tan absurdo es esto.

Yo me preguntaba: “¿Dónde está el poder de Dios? Si ésta es la religión correcta, ¿por qué a mis compañeros testigos de Jehová les falta tanto amor? ¿Por qué enseñan que si dejas de asistir a las reuniones por motivos de trabajo, debes abandonar tu empleo porque si no van a pensar que no eres espiritual? ¿Por qué actuar de tal modo que si alguien en el Salón del Reino (lugar de reunión de los testigos de Jehová) no nota tu espiritualidad, no vas a vivir para siempre?”

Comencé a preguntarme por qué no trataba de buscar una relación con Jesús en lugar de una organización hecha por hombres. Solía preguntarme por qué la música en el Salón del Reino debía ser clásica todo el tiempo. “¿Y qué hubiera sucedido si perdía el habla o mis extremidades? ¿Se me hubiera negado la posibilidad de formar parte de la gran multitud (la gente que viviría en la tierra para siempre), por no poder caminar de puerta en puerta? ¿Perdería a todos mis amigos testigos de Jehová y por lo tanto perdería el favor de Jehová Dios además de perder la posibilidad de vivir para siempre?”

Encontré al Jesús VERDADERO en 1999 y fue entonces cuando dejé esta “secta” de la Watchtower. Ahora asisto a la universidad y tengo una familia cristiana amorosa a la cual guío espiritualmente en la Palabra de Dios. Oro siempre que puedo e incluso me postro con humildad en el suelo orando con gratitud por la gracia que me permitió salir de esta religión falsa.

Doy gracias por mis tatarabuelos por parte de mi madre quienes me guiaron en la liberación y cambio absoluto de fe, de las enseñanzas de la organización Watchtower a una creencia verdadera en el Dios real de la Biblia. Fue una lucha difícil el alcanzar claridad en muchos temas doctrinales, pero tengo una familia que me apoya fuera de la organización Watchtower.

Quiero mucho a mi prima del lado paterno. Ella vive en Tennessee y afirmaba que mientras yo estuviera involucrado con los testigos de Jehová, no tendría la protección de Jesús y por lo tanto, estaba condenado. Cuando yo visitaba a mi tía en Alabama, ella secretamente ponía música cristiana de Shirley Caesar en su casa para que yo la escuchara. Una de las hermanas de mi madre hablaba acerca de la Trinidad y del amor que Cristo tiene por TODA la humanidad. Mi abuela me llevaba a escondidas a una iglesia cristiana en el campo en Alabama. Y mi tía favorita en Tennessee me mostró amor y paciencia cuando también me llevó de niño a una iglesia cristiana junto con mis primos.

En mi estudio de la Biblia, leo semanalmente el primer capítulo de San Juan, pues me ayuda a mantener mi enfoque en la Luz verdadera: Jesús mismo. Desafío a todo testigo de Jehová a estudiar este capítulo poderoso por cuanto toda la Escritura es de Dios (2 Timoteo 3:16).

Bueno, tengo que irme. Tengo que acostar a mis hijos puesto que mi esposa se encuentra trabajando en Kuwait en este preciso momento. También debo conectarme a la iglesia para oír en línea a mi Pastor Ricky Temple, a quien he estado escuchando en línea por 3 años y he sido miembro de su iglesia desde octubre del 2005 - http://www.overcomingbyfaith.org. Finalmente, alabo a Dios que existe sólo una fe, pues nuestra unidad en Cristo vence a todas las barreras denominacionales.



....


Tressa.:TRESSA

Crecí dentro de una familia católica. Mi padre fue quien tuvo el impacto más grande en mi vida espiritual. En maneras sutiles y a veces no tan sutiles, él me enseñaba a amar a Dios. Cuando era adolescente, recuerdo que no me permitían ir a una fiesta sin que tuviera el “entendimiento claro” de que no importando qué tan tarde llegara a casa, ¡el domingo en la mañana asistiría a misa! Él siempre me animaba a orar y a “llegar a conocer” a Dios.

Aún cuando asistía al catecismo, nunca sentí que me estuvieran ayudando a “llegar a conocer” a Dios. Lo que enseñaban se trataba más acerca de “la iglesia”, María y los santos. Pero mi padre me ayudó a anhelar a conocer a Dios.

De algún modo, yo sabía que la Biblia era la Palabra de Dios. Por supuesto, ahora sé que era el Espíritu Santo enseñándome, atrayéndome hacia Dios. Como católica, nunca tuve una Biblia. Cuando me casé con mi marido, recibí una Biblia católica familiar enorme, ¡y estaba decidida a leerla de inicio a fin! No pasó mucho tiempo para que me diera cuenta que necesitaba ayuda. Pero mientras tanto, descubrí tres cosas acerca de la iglesia católica que me hicieron decidir que yo ya no iba a seguir siendo católica.

  1. Al orar, Jesús dijo que no se repitan las mismas palabras una y otra vez (Mateo 6:7), pero de eso trata el rosario.
  2. Jesús dijo que no llamaran “Padre” a ningún hombre, pues Dios es nuestro Padre (Mateo 23:9), pero como católicos, ¡al sacerdote le llamábamos “Padre”!
  3. Jesús tuvo hermanos biológicos (Marcos 3:2), pero los católicos enseñan que María es “virgen por siempre”.

Como ahora pasaba en casa el domingo por la mañana leyendo mi Biblia y necesitando ayuda para entenderla, me sentí emocionada cuando alguien vino a mi puerta ¡ofreciendo “estudiar la Biblia” conmigo! Me tardé catorce años para darme cuenta que ellos no estaban estudiando la Biblia conmigo, ¡sino recibiendo las mentiras de la Watchtower! Al estudiar para ser una testigo de Jehová, aprendí que la navidad era una celebración pagana, al igual que los cumpleaños, el día del padre y el día de la madre. Todas las “otras” religiones eran “del diablo” al igual que “el pensamiento independiente.” Me enseñaron que la Trinidad era una enseñanza falsa y que si quería vivir para siempre, no en el cielo, sino que en un paraíso en la tierra, debía servir a “Jehová” Dios en la manera que la Watchtower enseñaba.

Esto consumió toda mi vida. Para aquel entonces, tenía cuatro hijos y una hija, y ellos requerían que yo les enseñara lo que estaba aprendiendo. Requerían de mí que no tan sólo me preparara yo, sino que también a mis cinco hijos para asistir a las cinco reuniones que se realizaban cada semana en el Salón del Reino. Debía prepararles para hablar de puerta en puerta con gente totalmente desconocida acerca de “Las buenas nuevas del Reino”, ¡que Jesús ciertamente había regresado en 1914 y que este mundo viejo y malvado “pronto” terminaría en el Armagedón en 1975!

Después de mucho abuso físico y emocional, mi matrimonio de veintidós años terminó en divorcio, y como yo fui la que lo reportó, me excomulgaron de la organización Watchtower. Dado que los testigos de Jehová “leales” no tienen compañerismo con los excomulgados, incluso ni les hablan, mis cinco hijos, ya adultos, escogieron ser “leales a Jehová” obedeciendo a la Watchtower.

Por dos años asistí a todas las reuniones del Salón del Reino anhelando ser reincorporada. En todas esas reuniones, fui completamente ignorada por personas a las que yo había llamado mis amigos y mi familia. Incluso mis cinco hijos no me hablaban. Los ancianos me explicaron que como yo había sido “excomulgada,” no necesitaba darme la molestia de orar, porque Jehová no oiría mi oración. ¡Fue un tiempo muy difícil para mí!

Sin embargo, ¡mi Padre celestial es tan bueno! Durante los dos años que pasé rogando a los ancianos que me permitieran regresar a la organización, Dios puso en mi camino a un amigo cristiano maravilloso. Por varios meses, tuvimos muchas discusiones de asuntos espirituales. Yo quería hacer de él un testigo de Jehová, y él quería ayudarme a ver el amor y la misericordia de Dios. No sé por qué continuaba escuchándole, si yo, siendo una testigo de Jehová, sabía que él estaba “equivocado” porque no tenía “la Verdad” (el término que usan los testigos de Jehová para referirse a sus enseñanzas). Pero ahora sé que nuevamente fue el Espíritu Santo atrayéndome hacia nuestro Señor. ¡El punto de “avance” sucedió cuando vi que la Organización Watchtower estaba equivocada con respecto a la Trinidad! Entonces, como en un efecto dominó, sus enseñanzas se desmoronaron delante de mis ojos.

Mis cuatro hijos todavía son esclavos de la Organización Watchtower. Sin embargo, mi preciosa hija, Meriah, está libre de sus cadenas y se bautizó con Cristo un domingo de Resurrección en el año 2007, junto con su propia y preciosa hija de once años de edad, Jasmin.

Sólo necesito decirte una cosa más. Dicen por ahí que te mantengas cerca de la persona que te lleva al Señor, ¿cierto? Bueno pues, ¡yo me casé con él!

En el amor de Cristo,
Tressa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sus comentarios seran bien recibidos siempre y cuando tenga moderacion