BIENVENIDO

Descripción

El hombre de Dios Dr. David Owuor, es EL PROFETA de los últimos tiempos del Señor. Profeta Dr. Owuor predica el mensaje eterno del Arrepentimiento y la Santidad en la preparación para el arrebatamiento de la iglesia, ordenado por nuestro Señor Jesucristo.(Lucas 24:46-47) El Señor lo está enviando a todas las naciones para preparar el camino del Señor a la iglesia de Cristo (la novia de Cristo) en Arrepentimiento, Santidad y Justicia, lista para el rapto glorioso, y para profetizar los señales del fin del mundo tal como terremotos, guerras, hambrunas, inundaciones y aflicciones (Mateo 24:3-7).

En la mayoría de las reuniones de avivamiento históricos y poderosos y conferencias por todo el mundo; ojos de los ciegos se han abierto, ojos creados, ciegos ven, los oídos sordos se han abierto, paralíticos han caminado, las personas han sido bautizados por el Espíritu Santo, la GLORIA SHEKINAH DE DIOS ha descendido en las reuniones y millones de personas se han entregado al Señor. Este es el avivamientos de los últimos tiempos y este último derramamiento del Espíritu Santo profetizado en la Biblia. Tal como en la Santa Biblia es profetizado.

Mal 4:4-6;Hch 3:17-26; Deu 18:15-19

El Dr. Owuor es la persona que Dios esta usando para advertir al mundo de la pronta venida de Señor, el profeta fue quien advirtio del juicio que venia a Asia cuando sucedio el Tsunamis en 2004, igualmente 2005 cuando advirtio a los Estados Unidos que se apartaran del pecado sexual, porque veia un juicio de Dios con inundación, cuando sucedio el Terremoto y tsunamis de Chile, el ya había advertido a esa nación que se arrepintieran porque venia juicio a esta nación de Chile, el Terremoto de Haiti, Terremoto y tsunamis de Japon, inundaciones en México recientemente, desastres y angustias en aviación, volcán de Islandia.

Las palabras pronunciadas por los verdaderos profetas en la Biblia siempre se cumplieron. El Señor también ha trabajado a través de él para sanar todo tipo de enfermedades bajo el sol, que incluyen la lepra y los VIH / SIDA. para ver mas aqui esta el

viernes, 16 de octubre de 2009

CAP 29 LAS INDULGENCIAS VRS LA BIBLIA

Conozcamos el Catolicismo Romano

texto amarillo catecismo / texto verde La Biblia


Capítulo 29

Las Indulgencias

Los pecados de los católicos romanos, tanto de los que viven como de los que están en el purgatorio, supuestamente son perdonados por medio de las indulgencias:

"Mediante las indulgencias, los fieles pueden alcanzar para sí mismos y también para las almas del Purgatorio la remisión de las penas tempo-rales, consecuencia de los pecados" (p. 427, #1498).

El Catecismo define la indulgencia de esta manera:

"La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como adminis-tradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos" (p. 421, #1471).

Con esta enseñanza, el problema es aún mayor. El espacio en este libro no nos permite presentar una explicación completa acerca de las indulgencias. Pero basta decir que son un complicado sistema de buenas obras. También debemos mencionar que cualquier regla en relación con las indulgencias, es tradición de hombres. En la Palabra de Dios no se encuentra ni siquiera una de ellas.

¿Hay categorías de pecado?

"Para entender esta doctrina (indulgencias) y esta práctica de la Iglesia es preciso recordar que el pecado tiene una doble consecuencia" (p. 421, #1472).

Pero la Biblia consistentemente revela que todos los pecados tienen la misma consecuencia:

"Porque la paga del pecado es muerte".
Romanos 6:23 "Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte".
Santiago 1:15

El resultado final del pecado siempre es la muerte, no importa cuán insignificante nos parezca un pecado. Los católicos tratan de pagar por los pecados mediante las indulgencias, pero Cristo ya pagó por todo pecado:

"Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras".
1 Corintios 15:3

Aunque Dios quiere que sus hijos hagan buenas obras, éstas no son requisito para obtener la salvación, sino un resultado de ella. Pablo enseña:

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que andu-viésemos en ellas".
Efesios 2:8-10

Una vez que la persona es salvada por gracia, se espera que realice buenas obras. Pero éstas nunca son requisito para la salvación. Tampoco son requisito para recibir perdón de los pecados después de haber experimentado la salvación.

En el Nuevo Testamento abundan los ejemplos de Jesús perdonando pecados, pero El nunca demandó buenas obras como requisito para el perdón.

¿Pueden los vivos ayudar a los muertos?

El Catolicismo también sostiene que las indulgencias ayudan a aquellos que ya murieron:

"Puesto que los fieles difuntos en vía de purificación son también miembros de la misma comunión de los santos, podemos ayudarles, entre otras formas, obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas tem-porales debidas por sus pecados" (p. 423, #1479).

Este es otro ejemplo de las tradiciones hechas por hombres. Usted nunca encontrará un pasaje de la Palabra de Dios que presente estas enseñanzas. Como hemos mencionado antes, el momento de pedir perdón por los pecados, es ahora, mientras tenemos vida.

Tres temas

En esta doctrina nuevamente resaltan tres temas que hemos visto una y otra vez:

  1. Se menosprecia otro atributo divino de Jesús. La Biblia declara que únicamente la obra de Cristo puede lograr el perdón de los pecados. El catolicismo, sin embargo, declara que los pecados pueden ser perdonados mediante las obras buenas de un católico común.
  2. Las indulgencias mantienen a la gente en sujeción a la Iglesia Católica. En vez de ir a Dios en busca de perdón, los católicos deben trabajar, esforzarse, y hacer buenas obras por medio de la Iglesia Católica para alcanzar el perdón de sus pecados. Es importante notar que las "buenas obras" del catolicismo difieren de las buenas obras de las que habla la Biblia. Las buenas obras bíblicas son actos realizados por otras personas, mientras que las buenas obras del catolicismo giran principalmente alrededor del cumplimiento de rituales de la iglesia (misas, rezar rosarios, oraciones católicas, encender velas, etc.). El deseo de Dios era que las buenas obras beneficiaran a otros; no era conducir a la gente para que estuviese más sometida a una iglesia.
  3. Las indulgencias son una forma de chantaje espiritual, porque obliga a los miembros a perma-necer fieles a la iglesia, de manera que algún día puedan ayudar a sus seres queridos a alcanzar el cielo.
  4. Conclusión

    ¿Proviene de Dios este sistema de buenas obras? Leamos lo que dice Dios en su Palabra acerca de este tema. Luego, decida por usted mismo:

    "Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia".
    Tito 3:5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sus comentarios seran bien recibidos siempre y cuando tenga moderacion